La herencia sin testamento puede tener diversos orígenes. En general se produce cuando el fallecido no dejó instrucciones antes de su deceso. Pero también puede ocurrir que el testamento termine siendo impugnado total o parcialmente.

Previendo ambas eventualidades, nuestro Código Civil recoge una serie de normas gracias a las cuales podremos tramitar la herencia sin testamento, también llamada “abintestato”. En nuestro artículo de hoy vamos a analizar estas normas, no sin antes recomendarte que utilices nuestro formulario para solicitar la asistencia de un abogado especialista en herencias.

Los procesos hereditarios suelen ser complejos, así que resulta recomendable contar con la mejor asesoría. Rellenando nuestro formulario accederás al presupuesto gratuito de dos profesionales del sector, que podrán orientarte a la hora de tramitar tu herencia intestada.

    ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

    La sucesión intestada.

    Llamamos sucesión intestada o herencia abintestato a aquella que tiene lugar cuando el causante (fallecido) no ha ordenado en vida ninguna voluntad testamentaria. ¿Qué ocurre en estos casos? ¿Cómo se regulan las relaciones que quedan pendientes?

    El legislador, conocedor de estos casos ha regulado cómo debe producirse ese tránsito de las relaciones jurídicas de derechos y obligaciones ya que, en muchos casos, no se extinguen sino que se transmiten a alguien que ocupa en ellas el lugar de difunto.

    ¿Cómo sabemos que una sucesión es intestada o no?

    Es necesario que las personas interesadas (normalmente familia) acudan al Registro General de actos de última voluntad. Este Registro es un organismo dependiente del Ministerio de Justicia.

    En él estarán reflejados los testamentos notariales otorgados por la persona fallecida. Si no otorgó ninguno, el certificado indicará que no hay referencias.

    También podemos encontrarnos con casos de sucesión intestada debido a que el testamento sea nulo o haya perdido su validez o las personas designada como heredero lo haya rechazado sin que haya sustituto o que sea incapaz para suceder.

    Herederos en la sucesión abintestato

    La Ley marca las líneas sucesorias y la dirección que han de tomar los derechos y obligaciones del causante, tomando como criterio principal el de parentesco en línea recta, estableciendo las siguientes normas que se dan de forma subsidiaria:

    1. En primer lugar la sucesión tomará una línea descendente hacia hijos quienes heredan en la sucesión intestada a partes iguales.
    2. En defecto de descendientes el patrimonio hereditario irá a los ascendientes vivos. A partes iguales.
    3. A falta de los anteriores será el cónyuge viudo no separado legalmente.
    4. Si no hay cónyuge los herederos serán los colaterales y, dentro de éstos, ostentan prioridad los hermanos e hijos de éstos sobre el resto.

    En el último punto hemos hablado de colaterales. Éstos son aquellos parientes que sin descender unas de otras tienen un ascendiente común. Los hermanos son el mejor ejemplo.

    Tramitación de una herencia sin testamento

    El procedimiento se inicia con el Acta Notarial de Declaración de Herederos Abintestato. Tras practicar las correspondientes diligencias, el Notario señalará quienes a su juicio y con la información obrante sean los herederos.

    Se inicia con un requerimiento que realizarán aquel o aquellas personas con interés en la herencia. Deben manifestar interés legítimo en la misma.

    El requerimiento se dirigirá al Notario del último domicilio del causante, acompañando la documentación que acredite el fallecimiento, la ausencia de testamento válido, y el interés o el derecho hereditario del/los requirente/s.

    Como regla general se suele aportar los certificados de defunción, de actos de última voluntad y el libro de familia si es un pariente quien promueve el acta. En este punto el Notario practicará una serie de diligencias:

    1. Tomará declaración al requirente quien manifestará quien o quienes bajo su juicio son los herederos y examinará la documentación que se le presenta pudiendo pedir alguna adicional.
    2. Pedirá entrevistarse con dos testigos no interesados en la herencia (pueden ser familia) para corroborar o no la declaración inicial del/los interesado/s.
    3. Cuando crea que puede haber terceros interesados, publicará anuncio del acta que está tramitando en los tablones de anuncios del Ayuntamiento donde tuvo el difunto su última residencia (o incluso en el B.O.E.).
      En este caso podrían presentarse esos terceros para oponerse a los hechos manifestados por los promotores del acta.
      Transcurrido un mes desde el anuncio sin que se hayan presentado terceros procederá a efectuar el cierre del acta declarando bajo su fe y tras el cumplimiento del procedimiento legalmente previsto, cuál es la identidad del difunto y quiénes son los herederos. Naturalmente este acta de declaración de herederos es susceptible de impugnación judicial.

    Aceptación y reparto

    Con ese acta ya podemos realizar los actos conducentes a aceptar la herencia y repartir su contenido. Se puede aceptar la herencia sin repartir de tal forma que todo el patrimonio será de todos los herederos en una comunidad hereditaria.

    Sin embargo, lo más habitual es extinguir esa comunidad y que cada heredero pueda adjudicarse bienes concretos. Para ello previamente será necesario hacer un inventario y avalúo de los bienes que la integran sumando el valor de los derechos y descontando el de las cargas y obligaciones. Además, esta operación nos permitirá liquidar el impuesto sucesiones.

    Finalmente, habrá que acordar el reparto y adjudicaciones con el resto de coherederos. Materializado dicho acuerdo se podrá tomar posesión de los bienes y distribuir las cargas.

    En definitiva, tramitar la herencia sin testamento no es demasiado complejo. Sin embargo, la asistencia de un profesional con experiencia en la materia puede evitar no solo trabas legales o administrativas sino también roces familiares.

    Contacta ya con tu especialista a través del siguiente formulario: tramitar tu herencia intestada será más fácil y rápido de lo que imaginas.

      ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

      He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

      Contacto

        ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

        Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

        He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).