Una sorpresa que se llevan los herederos es descubrir que se heredan los avales. En la actualidad, es muy frecuente que los ascendientes hayan salido como avalistas de sus hijos o nietos.

Al querer comprar la primera vivienda, por lo general se recurre a una hipoteca y el requisito es poseer un aval. Ahí es donde comienza todo, pues los padres normalmente prestarán ese apoyo económico a sus hijos.

Lo que viene más adelante puede ser un problema que no habían previsto los herederos. Realmente, pocos piensan o saben lo que ocurre al fallecer el avalista con esa situación. Lo cierto es que en las herencias se aceptan tanto los bienes y derechos como las deudas, por lo tanto, el aval se transfiere.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

Los avales y la herencia: ¿se heredan los avales?

El Código Civil (art. 1156) especifica los motivos por los cuales se da por extinguida una deuda. Las causas para cancelación de obligaciones son:

  • Pago de la deuda
  • Condonación
  • Pérdida de la cosa debida
  • Confusión de los derechos entre deudor y acreedor
  • Compensación
  • Novación

Como se puede observar, el fallecimiento no es una razón para dar por finalizada la deuda, por ende, tampoco el aval. Se trata de un proceso sustitutorio, es decir, el heredero sustituye al fallecido en su posición. Si se tratase de un proceso novatorio, se extinguiría la relación con el fallecido para generar una nueva con el heredero.

El avalista se compromete a cumplir por un tercero cuando este no pueda hacerlo. En los contratos esta obligación se asume con la renuncia de beneficios de orden, división y excusión. Por lo tanto, se le otorga al acreedor la facultad de reclamar a cualquiera de los responsables directos o indirectos. ¿Qué significa? Que la deuda se extiende a quienes reciban como herencia el bien que sirve como aval y deben responder con sus propios bienes si es necesario.

¿Qué ocurre si fallece el avalista?

En caso de fallecimiento de quien haya firmado como avalista, se genera el proceso de sucesión. El procedimiento implica transferir a sus herederos todo su patrimonio, incluidas las obligaciones. Si los herederos aceptan la herencia también heredan los avales, en partes iguales, y extendidos a todos los bienes actuales y futuros.

En los bufetes de abogados sucesorios, uno de los principales conflictos familiares que se generan en una sucesión hereditaria, es el relacionado con los avales. Es habitual que haya divergencia de opiniones entre los diferentes beneficiarios sobre la conformidad con esa garantía a la cual se había ajustado el fallecido.

Opciones de los parientes cuando se hereda el aval

Frente a esta circunstancia, el heredero cuenta con diferentes alternativas para actuar. Lo recomendable es analizar cada caso particular antes de determinar cuál es la mejor opción para cada cliente. Es claro que se ponen en juego diversos factores como la relación del heredero con el avalado, los importes que resten pagar, la confianza, etc.

Aceptar la herencia

El heredero decide recibir los bienes, derechos y obligaciones que conforman el patrimonio del fallecido. Decide asumir, entre otras cosas, el aval transferido a sabiendas que debe responder por el mismo con sus bienes actuales y futuros.

Renunciar a la herencia

En el marco legal recibir la herencia no es una obligación para los herederos. Es decir, tienen el libre derecho de aceptar o rechazar la misma. Con esta decisión, no se reciben ni los bienes, ni las deudas, ni los avales. Un experto en derecho sucesorio posee las herramientas necesarias para aconsejar el rechazo de una herencia cuando sea el mejor camino.

Aceptar a beneficio de inventario

Aceptar a beneficio de inventario es una de las opciones más recomendadas en la recepción de herencias cuando existen deudas y es necesario proteger el patrimonio personal. En estas circunstancias se saldan las deudas con los bienes del fallecido, o hasta donde alcancen.

Frente a un notario o al juez competente se realiza un inventario del patrimonio a heredar. Se deja constancia de una diferenciación entre los bienes del difunto y del heredero para afrontar todas las cargas. De esa forma, se recibe el excedente si lo hubiera, pero no queda afectado como responsable del aval.

¿Qué sucede si fallece el avalado?

Otro de los integrantes en un contrato en el que se presentaron fiadores es el avalado. En otras palabras, el causante de la deuda a la cual se le ha acompañado con un aval o garantía. Es, en primera instancia, el que abona las cuotas del préstamo solicitado.

Es fundamental comprender que la sucesión hereditaria es sustitutoria. Al aceptar la herencia, el beneficiado accede a la misma posición patrimonial que tenía el fallecido. En el caso de las deudas, pasa a ser causante de la misma. El garante, por su parte, debe responder por las deudas por previas y futuras siempre que no sobrepase el máximo establecido en el contrato.

Como hemos visto anteriormente, el fallecimiento no es motivo de extinción de la deuda. Por ello, el acreedor tiene el derecho de proceder a la cobranza del aval, aunque el causante haya fallecido.

El arrendamiento: casos en que se hereda el aval

Otro contrato que siempre requiere de un aval es el de arrendamientos. Un avalista se obliga frente a un arrendador a cumplir con las obligaciones del arrendatario cuando este no pueda hacerlo. Según las últimas modificaciones, su responsabilidad se limita a dos mensualidades.

Para estar seguros es necesario leer con detenimiento cada cláusula del contrato arrendatario. En ella, el avalista que firmó como responsable ilimitado deberá responder por cualquier impago que haya dejado el arrendatario original.

Ahora bien, otro supuesto se da cuando el contrato es igual antes que después de fallecido el arrendatario, la relación de garantía no finaliza por fallecimiento y el heredero lo sucede en todos sus derechos y obligaciones arrendatarias. En estas circunstancias se da continuidad a las cláusulas del contrato y se mantiene el aval.

Si estás en proceso de gestionar una herencia debes saber que se hereda el aval que haya asumido el fallecido. Antes de tomar cualquier decisión es recomendable que te asesores con un profesional. Puedes rellenar nuestro formulario de manera gratuita y te pondremos en contacto con dos expertos en herencias de tu zona.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.