Un recurso de reposición es una reclamación que se utiliza contra una resolución procedente alguna Administración Pública. Su objetivo es impugnar la decisión que se considera contraria a derecho.

Generalmente, el recurso se emplea para recurrir, entre otras resoluciones de cualquier Administración Pública, multas de tráfico, resoluciones y sanciones administrativas. Aunque no es necesaria la presencia de un abogado o procurador, es recomendable que un profesional con experiencia en el tema revise la reposición antes de su presentación.

    ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

    Características del recurso de reposición

    El recurso de reposición se interpone ante la propia Administración u órgano administrativo que emite el acto que se pretende impugnar, y tiene por objeto solicitar a la administración la posibilidad de rectificar su decisión.

    Se trata de un recurso anterior al contencioso-administrativo. Aunque se puede recurrir directamente a los tribunales, obviando el recurso de reposición, suele ser recomendable agotar la vía administrativa.

    En aquellos casos en que un recurso de reposición se haya interpuesto antes, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo a menos que se resuelva expresamente, o se produzca su desestimación presunta.

    ¿Qué actos y resoluciones pueden recurrirse?

    El artículo 123 de la Ley 39/2015 hace referencia a los actos y resoluciones que pueden recurrirse. Son recurribles los actos administrativos ante el órgano que los dictó, poniendo fin a la vía administrativa:

    • Los dictámenes de los recursos de alzada. El fin de este recurso es que un órgano administrativo revise un acto dictado por otro órgano del que depende.
    • Resoluciones de procedimientos referidos al artículo 112.2 de la misma ley: procedimientos de impugnación, reclamación, conciliación, mediación y arbitraje.
    • Todas las resoluciones de los órganos administrativos que no tengan superioridad jerárquica, si es que no existe una ley que establezca lo contrario.
    • Acuerdos, pactos, convenios o contratos que contengan la finalización del procedimiento.
    • Resolución administrativa de los procedimientos de responsabilidad patrimonial, que reconoce el derecho de los particulares a ser indemnizados por lesiones en sus bienes y derechos, sea que derive de una relación pública o privada.
    • Resoluciones de procedimientos complementarios, según se establece en el artículo 90.4 de la ley, que indica que se fijará un procedimiento complementario de ejecución inmediata, si las conductas sancionadas hubieran causado daños y perjuicios a las Administraciones.
    • Otras resoluciones administrativas, siempre y cuando una disposición legal o reglamentaria así lo establezca.
    • Actos administrativos de miembros y órganos de Gobierno.
    • Aquellos emanados de ministros y Secretarios de Estado en el ejercicio de las competencias que tienen atribuidas los órganos titulares.
    • Actos emanados de aquellos órganos públicos de dirección que cuenten con nivel de Director General o superior, relacionados a competencias atribuidas en materia de personal.
    • Y actos de órganos de dirección unipersonales o colegiados, tanto en organismos públicos como en entidades de derecho público, vinculados o dependientes de la Administración General del Estado, a menos que por ley se establezca otra cosa.

    ¿Cómo interponer un recurso de reposición?

    El recurso de reposición se debe interponer siempre ante el órgano que dictó el acto que se impugna. Puede presentarse en cualquier registro de la Administración General del Estado, ya sea en las Comunidades Autónomas o en las Entidades Locales firmantes del Convenio de Ventanilla única, o por correo administrativo:

    Paso a paso de un recurso de reposición:

    1. Presentar una solicitud que reúna los siguientes requisitos:
    • Datos personales y datos de contacto del recurrente
    • Número del expediente
    • Motivación de la impugnación
    • Datos del órgano al que se dirige la acción
    • Pruebas que demuestren la indefensión contra la Administración
    1. Plazo de presentación. Si el acto fuera expreso, el plazo de presentación es de un mes. De no ser así, el solicitante y otros posibles interesados tendrán 3 meses contados a partir del día siguiente en que se produzca el acto presunto.
    2. Presentación de documentos. Deben presentarse todos los documentos que se estimen convenientes en defensa de la argumentación. Es posible presentar por correo certificado, presencialmente, o con certificado digital.
    3. Emisión de informe. Las etapas del procedimiento son similares a las generales de un procedimiento administrativo. Es importante la emisión del informe del Centro directivo competente por razón de la materia, y la audiencia a terceros interesados.
    4. Plazo máximo de la resolución. El plazo máximo para dictar y notificar la resolución del recurso de reposición es de un mes. Pasados 30 días sin resolución expresa, se entenderá desestimada por silencio administrativo y se podrá acudir al recurso contencioso-administrativo, en donde será resuelta por el Tribunal Económico Administrativo asignado.
    5. Suspensión de pago. Si se plantea un recurso de reposición contra un pago que reclama la Administración debe hacerse el pago, o solicitar la suspensión del mismo, aportando las garantías oportunas.

    Diferencias entre recurso de reposición y recurso de alzada

    Tanto el recurso de alzada como el recurso de reposición son recursos administrativos y no judiciales, es decir, se podrán interponer contra un acto administrativo.

    El recurso de alzada se puede interponer en aquellos actos que no pongan fin a la vía administrativa, en cambio el recurso de reposición se interpone en actos que sí ponen fin a la vía administrativa.

    En cuanto al órgano competente para resolver, el recurso de alzada se interpone sobre el que dictó el acto, y después resolverá el órgano jerárquico superior. Ante el recurso de reposición, le corresponde la resolución al mismo órgano que dictó el acto.

    En relación a los plazos de presentación, en el recurso de alzada si el acto es expreso será de un mes, y si el acto no es expreso el plazo será en cualquier momento antes de que se produzcan los efectos del silencio administrativo. De la misma forma, en el recurso de reposición, si es un acto expreso, será de un mes y si no es expreso, podrá ser de tres meses.

    ¿Necesitas un abogado para interponer un recurso de reposición? Completa el siguiente formulario con tus datos personales y te pondremos en contacto, en el menor tiempo posible y de forma totalmente gratuita con un abogado especializado en Derecho Administrativo.

      ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

      He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

      Contacto

        ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

        Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

        He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).