¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

Una de las medidas adoptadas durante la alerta sanitaria por Covid-19 ha sido el cierre de negocios y establecimientos. El confinamiento en nuestros hogares nos impide desarrollar vida normal, lo que incluye acudir al gimnasio, a las clases de cocina, llevar a los pequeños a la guardería…

Por tanto, muchos de vosotros os preguntáis si tenéis que pagar las cuotas o no, y en el segundo caso, si podéis reclamar su devolución. Así que hemos preparado este artículo, donde os explicamos cómo se regula esta cuestión en la Ley y cómo hacer las preceptivas reclamaciones.

La cancelación de servicios por coronavirus

Los primeros afectados por la cancelación de servicios fueron los viajeros. Antes de que la infección llegara a España, muchos viajeros vieron cómo aerolíneas y touroperadores anulaban sus vacaciones y viajes de negocios.

En general, tanto las agencias de viaje como las empresas de transporte han actuado de forma transparente, indicando a los viajeros que tenían derecho a la devolución de sus billetes y reservas. De modo que en el sector del transporte y turismo, la mayoría de los consumidores ha podido recuperar su dinero.

Sin embargo, ¿qué ocurre con otros servicios, más cotidianos? Nos referimos, por ejemplo, a las clases de yoga, al gimnasio o la piscina, a las actividades extraescolares de nuestros hijos…

La mayoría de estos negocios han tenido que cerrar de improviso, al declararse el estado de alarma. De modo que ni empresarios ni consumidores sabían qué iba a pasar durante la crisis del Covid-19.

Pues bien, aunque nuestro ordenamiento jurídico, evidentemente, no había previsto el aislamiento al que debemos someternos para frenar el coronavirus, lo cierto es que sí contiene normas para gestionar situaciones excepcionales.

La cancelación de contratos bajo circunstancias excepcionales o fuerza mayor

Como decimos, el coronavirus ha irrumpido en nuestra rutina diaria como una circunstancia excepcional. Por eso se considera, a muchos efectos jurídicos, que se trata de una fuerza mayor. Así se está haciendo en el campo laboral, donde se promueve la solicitud de ERTES por fuerza mayor (coronavirus).
En este sentido debemos prestar atención al artículo 1105 del Código Civil, que dice:

Fuera de los casos expresamente mencionados en la ley, y de los en que así lo declare la obligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse, o que, previstos, fueran inevitables”.

Como el Covid-19 ha sido imprevisible y, por supuesto, es inevitable, el artículo 1105 CC resulta aplicable en estos casos. Pero, ¿qué significa que “nadie responderá”?

Básicamente implica que los obligados no tendrán por qué cumplir su obligación. En este caso, supone que ni el prestador del servicio estará obligado a prestarlo ni tú a pagarlo.

Por ejemplo, si estás apuntado al gimnasio, la crisis del coronavirus supone que la empresa no estará obligada a abrir sus puertas. Del mismo modo, tú no tendrás la obligación de pagar la cuota. De hecho, si ya la has pagado podrás solicitar su devolución, pues en otro caso estaríamos ante un enriquecimiento injusto.

En determinadas áreas, como los espectáculos públicos, sí existe normativa específica en torno a la cancelación. De modo que en estos sectores tendremos que estar a lo que diga la ley específicamente.

Carta de baja temporal del servicio y solicitud de la devolución por coronavirus

Para cerrar este artículo hemos pensado en ofrecerte un modelo de baja temporal y solicitud de devolución por coronavirus. Además, disponemos de un formulario que puedes rellenar para que te pongamos en contacto con nuestros abogados especializados. Ellos podrán resolverte cualquier duda legal en torno al Covid-19, incluyendo cuestiones sobre derechos laborales o relaciones contractuales.

SOLICITUD DE BAJA TEMPORAL DEL SERVICIO Y DEVOLUCIÓN DE LA CUOTA POR CORONAVIRUS

A la atención de ______ [Nombre de la empresa].

Yo, _________ [Tu nombre y apellidos], con DNI n.º _______, soy _____ [socio/abonado/cliente… si tienes un número identificador, como un número de socio, puedes incluirlo] de su empresa.

A causa de la declaración del estado de alarma, que nos fuerza a reducir los desplazamientos y a ustedes les ha hecho cerrar su establecimiento, no podré seguir disfrutando de sus servicios hasta que cambien las circunstancias.

El artículo 1105 del Código Civil prevé que ante circunstancias imprevisibles e inevitables, como la que atravesamos, nadie responderá de sus obligaciones. Lo cual dispensa a su empresa de la obligación de prestarme servicios y a mi de la obligación de pagarlos.

En consecuencia, SOLICITO LA BAJA TEMPORAL DEL SERVICIO Y LA DEVOLUCIÓN DE MI CUOTA DESDE LA FECHA DE CIERRE.

Esperando que la crisis termine pronto y que les impacte en lo mínimo posible, firmo la presente en:

______ [Ciudad], a __ de _______ de ___________ [Fecha].

[Nombre completo, DNI y Firma]

Encuentra abogados que resuelvan tus dudas acerca del coronavirus

Además del modelo de solicitud de baja de servicios y reclamación de cuotas por coronavirus y del formulario de contacto, queremos ofrecerte otros recursos para resolver tus dudas jurídicas.

La red está plagada de información, mucha de ella imprecisa, incorrecta o directamente falsa. De modo que si quieres saber de primera mano y con garantías cómo te afecta el estado de alarma, te recomendamos estos recursos adicionales:

  • Foro de consultas legales. En LexGo App disponemos de un foro donde podrás hacer consultas de forma anónima y gratuita. Nuestros colaboradores son abogados especializados en diferentes campos, que estarán encantados de ayudarte.
  • Abogado al habla. En este caso se trata de un servicio de asistencia telefónica. Al contrario que el foro, la atención telefónica sí es de pago. Sin embargo, por tan solo 9,99 € te asegurarás de obtener la respuesta fundamentada e inmediata de nuestros colaboradores.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.