Existen múltiples problemas que pueden llevarte a querer reclamar al seguro. Pero, al mismo tiempo podrán ser múltiples las negativas del mismo. En este artículo te contaremos quién y cómo podrá reclamar al seguro. Quedaremos también a tu disposición para asesorarte y que tu aseguradora no se desentienda ahora que debe pagar por aquello que estaba cubierto en tu póliza. Rellena este formulario y un profesional especializado te ayudará.

    ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

    Antes de reclamar al seguro

    La tarea más importante será que te asegures si lo que pretendes reclamar está cubierto por tu póliza o si su ausencia forma parte de una cláusula abusiva, al menos. Esto es muy importante ya que en muchas ocasiones, los clientes pretenden reclamar por situaciones que no están incluidas en la póliza o están explícitamente excluidas.

    Por eso siempre es de vital importancia leer a fondo nuestras pólizas de seguro y ser conscientes de qué es lo que no cubren, para que después no haya sorpresas. Una vez te hayas asegurado que tu seguro cubre el problema que intentas arreglar, procedemos a ver quién puede hacer la reclamación y cómo debe hacerse.

    ¿Quién puede reclamar al seguro?

    Son varias las personas que tendrán derecho a reclamar a la aseguradora:

    • Obviamente, el tomador del seguro va a poder hacer la reclamación. El tomador es la persona que firma la póliza. Pero esta persona no será la única que puede reclamar.
    • También podrá hacer la reclamación el asegurado, que no tiene que ser siempre la misma persona que firmó la póliza. Esto es muy común en pólizas que cubren a más de una persona.
    • Los beneficiarios tendrán también derecho a reclamar a la aseguradora. Este caso se da ante el fallecimiento del asegurado ya que serán sus herederos los que tendrán derecho a la indemnización correspondiente.
    • En el caso de que exista un tercero perjudicado, también podrá este reclamar lo correspondiente a la aseguradora. Por ejemplo, en el caso de que en un accidente un tercero resulte herido atribuyéndosele la responsabilidad al asegurado.

    ¿Cómo reclamar al seguro?

    Primeras actuaciones con el seguro

    Las medidas de resolución de conflictos están normalmente recogidas en la propia póliza, dando la solución primera e ideal para resolver cualquier conflicto que pueda existir con la aseguradora. Las compañías cuentan normalmente con un Defensor del Asegurado, que será a quien deberías acudir primero. De no tenerlo, debes dirigirte directamente a atención al cliente de la aseguradora. En tu póliza debería aparecer explicado a quién debes dirigirte.

    Debes presentar al seguro una reclamación por escrito y enviarla a través de un método que permita obtener un comprobante de que la has presentado.

    La compañía tendrá un plazo de dos meses para pronunciarse. Podrá hacerlo a favor o en contra.

    Comisionado para la Defensa del Asegurado

    En el segundo caso, el cliente podrá recurrir a la Dirección General de Seguros y Pensiones. Existe un Comisionado para la Defensa del Asegurado cuyo objetivo es resolver los conflictos entre aseguradoras e interesados en reclamar. Podrás presentar la reclamación por correo postal o a través de su página web. El Comisionado tramitará la reclamación y dispondrá de un plazo de seis meses para contestar. El mayor problema aquí es que su respuesta no será vinculante, por lo que la aseguradora no estará obligada a cumplir lo que el Comisionado determine.

    Si lo intentado no te lleva a la solución esperada, quedarán dos vías a tu disposición.

    Vía arbitral

    Esta vía es más económica y rápida que la vía judicial, pero esta última será la única opción si todas las anteriores fracasan.

    Habrá que redactar un escrito para solicitar el procedimiento arbitral. Este escrito deberá dirigirse a la oficina de atención al consumidor, a las asociaciones de consumidores adheridas al sistema arbitral o a la Junta Arbitral Regional de Consumo correspondiente.

    Vía judicial

    Si se da la desafortunada situación de que ninguna de las vías anteriores han tenido éxito y la cantidad que pretendes reclamar es ligeramente elevada, la única solución a tu alcance será la vía judicial. De esta manera, será el juez el que dicte si el seguro debe pagar las cuantías que le reclamas.

    Documentación y pruebas

    Será realmente importante documentar bien el siniestro desde nuestra primera reclamación al seguro. Eso sí, nunca entregues los originales ya que los necesitarás en el caso de llegar a juicio. Deberás conservar siempre los documentos originales. Pero haz tantas copias como creas necesarias y adjúntalas al documento de reclamación en cada una de las vías.

    Fotografía todo y da el mayor número de detalles. Recopila todas las pruebas a tu alcance para poder probar el origen y las consecuencias del daño causado. Cuanto más claro se vea el problema, más viable será que tu reclamación prospere.

    En el caso de que necesites pagar alguna reparación u otra intervención de urgencia, guarda las facturas ya que su cuantía podrá ser reclamada junto con el resto.

    Plazo para presentar la reclamación al seguro

    Como norma general, el plazo para reclamar será de dos años. Sin embargo, esto dependerá del caso concreto y también de si hay lesiones, ya que se establecerá el plazo de un año desde el alta.


    Ahora tendrás un poco más claro cómo reclamar al seguro, pero nosotros siempre te vamos a aconsejar que te asesores con un profesional especializado en estos temas. Si es la primera vez que vas a hacer este tipo de trámites será muy fácil que se te pasen por alto detalles que podrían significar la desestimación de tu reclamación. Cubre el formulario que aparece a continuación y te facilitaremos dos presupuestos completamente gratuitos sin ningún tipo de compromiso para que un abogado especialista te ayude con tu reclamación.

      ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

      He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

      Contacto

        ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

        Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

        He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).