Reclamar a aerolíneas no siempre es tarea fácil, pero normalmente es necesario para hacer valer tus derechos. Antes de nada deberás saber cuándo tienes derecho a reclamar. Por eso, en este artículo te explicaremos primero las cuestiones más típicas ante las cuales tendremos derecho a reclamar en líneas generales y también te explicaremos cómo hacerlo, ya que la manera de reclamar es la misma independientemente de la causa. Lo que podrá variar notablemente son las cuantías que podrás percibir dependiendo de la reclamación. Escríbenos para que te facilitemos dos presupuestos gratuitos y sin compromiso de abogados especializados en este tipo de reclamaciones.

    ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

    ¿En qué situaciones tienes derecho a reclamar?

    Muchos clientes no reclaman a aerolíneas porque no saben que desde que el vuelo se retrasa unas horas ya tienen derecho a hacerlo. Al margen de la reclamación en sí que dará lugar al reembolso del billete e incluso puede que a una indemnización, la aerolínea estará obligada desde las primeras horas de retraso a facilitar asistencia básica a sus pasajeros. Corre a cuenta de la aerolínea la comida y bebida que puedas necesitar en el tiempo que el vuelo se ha retrasado, así como el hotel en el caso de que debas hacer noche en esa ciudad.

    Retrasos de vuelo

    Desde que un vuelo se retrasa tres horas tendrás derecho a reclamar a la aerolínea.

    Cancelación de billetes

    El pago de un billete por tu parte crea la obligación a la aerolínea de llevarte al destino acordado. Por ello, si la compañía cancela tu billete también podrás reclamar.

    Se considerará que el vuelo ha sido cancelado siempre que no llegue al destino pactado, aunque haya despegado del aeropuerto de origen. En el caso de que tu viaje fuese a Atenas, haciendo escala en Ámsterdam y este segundo vuelo no despega dejándote en los Países Bajos en lugar de en Grecia, se entendería cancelado y podrías reclamar.

    Causas extraordinarias

    Estas son aquellas situaciones inevitables y que se deben achacar a factores externos fuera del alcance de control de la aerolínea. Las causas de fuerza mayor no obligan a la compañía a pagar una indemnización.

    Pero ojo, sí tendrás derecho a todo lo demás en tanto que no te han prestado el servicio contratado. Además, existen muchas ocasiones en las que las aerolíneas intentarán justificar como “causa extraordinaria” situaciones que no lo son para no pagar lo que deben.

    Cancelación por Covid-19

    Un ejemplo sería este, que después de un año en nuestras vidas son muchas las ocasiones en las que no se podría considerar directamente como “causa extraordinaria”, ya que la aerolínea era conocedora de la situación antes de ofertar los billetes que ahora está cancelando. En este caso, aunque no siempre, podría conseguirse una indemnización.

    En todo caso, ante la cancelación de un billete, la aerolínea deberá:

    • Reembolsar del billete o facilitar un transporte gratuito alternativo hasta destino.
    • Pagar las comidas y el alojamiento.

    Pérdida de un vuelo en conexión por la cancelación

    En el caso de que el vuelo en conexión forme parte de una misma reserva con la misma aerolínea (u otra aerolínea con la que la primera haya hecho el trato) sí tendrás derecho a reclamar ese vuelo también. En caso contrario, no será posible reclamar por el segundo vuelo perdido.

    Overbooking

    Existen ocasiones en las que las aerolíneas venden más billetes que plazas en la aeronave tiene. A veces pensamos que eso no nos va a pasar, que son cosas de las películas. Pero pasa. No lo contamos para que vayas corriendo el primero a coger el vuelo por si va a estar lleno, pero sí que sepas que puede pasar y, si te ves afectado, tendrás derecho a reclamar a la aerolínea.

    Extravío de equipajes

    Tanto el extravío de equipajes como su daño o destrozo darán derecho a reclamar.

    No posibilidad de subir al avión por no estar adaptado

    En el caso de que el pasajero vea imposible su acceso al avión porque, a pesar de haberlo indicado en su billete, la aeronave no está adaptada a tus necesidades para acceder será posible reclamar.

    ¿Y si no puedes volar por motivos personales?

    Este es un tema más complejo y es que, en líneas generales, si la compañía no te lo imposibilita y tú no vas a coger el avión no tienes derecho para reclamar. Sin embargo, para estas situaciones es conveniente leer la letra pequeña de tu tarifa en concreto, así como el seguro de cancelación que a lo mejor hayas contratado.

    Ahí se especifica si tienes derecho al reembolso por cancelación por motivos personales o laborales. Pero, desde el punto de vista legal, los motivos personales que impidan viajar no obliga a la aerolínea a la devolución del dinero abonado.

    ¿Cómo reclamar a la aerolínea?

    Ahora que ya sabes en qué casos puedes reclamar, vamos a ver cómo.

    Escribe directamente a la aerolínea

    Lo ideal es hacerlo en el mismo momento que te afecta, en el aeropuerto, a través de las hojas de reclamaciones que existen para eso. De no ser posible, podrás hacerlo a través de internet en el correo o formularios habilitados en las páginas de la aerolínea.

    Escribe la reclamación lo más clara y concisa posible. Da todos los detalles sobre lo sucedido y adjunta los billetes y demás documentos que creas importantes. Conserva siempre los documentos originales.

    Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)

    Será el siguiente paso si la cancelación tuvo lugar en un aeropuerto español o la compañía era comunitaria. Envía una copia de la reclamación en el formulario de su web. La AESA es la responsable del cumplimiento de las normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos. En caso de que la compañía haya incumplido sus obligaciones, la sancionará.

    Y en el caso de que nada de esto funcione, la última baza serán los tribunales. Para ello deberás contar con abogados especializados en reclamaciones a aerolíneas.

    De hecho, para que la reclamación a la aerolínea llegue a buen puerto lo idóneo es que contactes con un abogado desde el primer instante. Escríbenos y te facilitaremos dos presupuestos gratuitos.

      ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

      He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

      Contacto

        ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

        Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

        He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).