Como su nombre indica, la desheredación permite privar de su derecho a herencia a un familiar. Es decir, cuando desheredamos a un familiar evitamos que adquiera nuestros bienes tras nuestro fallecimiento.

Se trata de un concepto muy relacionado con la legítima, pues en última instancia bastaría con no incluir a una persona en el testamento para que no tuviera ningún derecho sucesorio.

Pero el Código Civil señala algunos familiares que, por razón de su cercano parentesco, están llamados a suceder por ley. Por eso se les llama “herederos forzosos”.

Como veremos en este artículo, no son tan “forzosos”, ya que la ley establece algunas situaciones en las que podremos excluirlos de nuestro testamento.

En definitiva, la desheredación es la vía que tenemos para, por medio de nuestro testamento, impedir que los herederos forzosos reciban nuestro patrimonio cuando fallezcamos. Veamos cómo funciona esta figura jurídica.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

Regulación legal de la desheredación

La mayoría de normas que rigen las herencias se contienen en el Código Civil. Sin embargo, no debemos olvidar que algunas Comunidades Autónomas utilizan sus propias normas sucesorias. Por eso es importante que a la hora de contratar a un abogado de herencias lo hagamos cerca del lugar donde se produzca la sucesión.

El Código Civil dedica sus artículos 848 a 857 a regular la desheredación. Esta figura se define como la exclusión de herederos forzosos realizada por medio del testamento.

Cómo desheredar a un familiar

De esta definición podemos extraer ya dos conceptos importantes:

  • El primero es que solo podemos desheredar a herederos forzosos. Para que otras personas no reciban nuestro legado basta con no mencionarlas en el testamento.
  • El segundo es que para desheredar a un familiar debemos hacerlo en nuestro testamento. Además, tendremos que indicar la causa legal en la que nos basemos.

A continuación realizaremos una enumeración de estas causas legales. De momento es importante recordar que para excluir a un heredero forzoso tendremos que otorgar testamento, expresando que concurre una causa legal para hacerlo.

Ten en cuenta que el desheredado podría reivindicar su herencia forzosa (también llamada legítima). En este caso serán el resto de herederos quienes deberán acreditar que concurre la causa de desheredación.

Por eso puede ser útil facilitar pruebas al resto de herederos. De este modo podrán defender sus intereses más fácilmente si el desheredado niega la causa de desheredación.

Causas legales de exclusión de herederos forzosos

Para saber a quién podemos desheredar y cómo hacerlo es importante que conozcamos el concepto de la legítima. La legítima es una porción de la herencia que la ley reserva a determinados familiares por razón de su parentesco.

Estos familiares están señalados también en la ley:

  • En primer lugar, se trata de los hijos y descendientes. A estos les corresponden dos tercios de la herencia. Uno de ellos se repartirá a partes iguales, mientras que el segundo tercio (conocido como “mejora”) lo podrá distribuir el causante como quiera.
  • Si el causante no tuviera hijos ni descendientes, serán sus herederos forzosos (o legitimarios) sus padres o ascendientes.
  • Y siempre que estuviera casado, le corresponderá a su cónyuge un derecho de usufructo en concepto de legítima. Es decir, no adquirirá la propiedad de los bienes, pero sí podrá utilizarlos o percibir una contraprestación económica o pensión.

Vistos los familiares a los que podemos desheredar, podremos entrar a analizar las causas de desheredación.

Causas de desheredación de hijos y descendientes

Se puede desheredar a los hijos y descendientes siempre que:

  1. Hayan negado los alimentos a quien los deshereda, sin motivo legítimo.
  2. O le hayan maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

También podrán aplicarse las causas de indignidad, que analizamos más adelante.

Motivos para desheredar a padres y ascendientes

Respecto a los padres y ascendientes, se les podrá desheredar cuando:

  1. Hayan perdido la paria potestad en sentencia firme, fundada en el incumplimiento de deberes inherentes a la patria potestad o dictada en causa criminal o matrimonial.
  2. O les hayan negado alimentos sin motivo legítimo.
  3. En el caso de los padres, también se les puede desheredar si uno de ellos ha atentado contra la vida del otro y no se han reconciliado.

De nuevo resultan de aplicación las causas de indignidad, en las que entraremos más adelante.

Causas para desheredar al cónyuge

En el caso de los cónyuges, son justas causas para desheredar:

  1. Haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales.
  2. Las causas ya mencionadas que den lugar a la pérdida de la patria potestad.
  3. Haber negado alimentos a los hijos del otro cónyuge.
  4. O haber atentado contra la vida del testador, si no hay reconciliación.

Vuelven a ser aplicables las causas de indignidad, que vemos a continuación.

Causas de desheredación generales

Al margen de estas causas particulares, también se pueden alegar las causas de indignidad para desheredar a un familiar. A diferencia de la desheredación, la indignidad no tiene por qué invocarse en el testamento.

Además, el perdón del testador puede dejar sin efectos la desheredación, cosa que no ocurre con la indignidad para suceder. Por último, constituye un motivo de incapacidad sucesoria, por lo que también podría aplicarse a herederos que no sean forzosos.

En cualquier caso, son causas comunes a la desheredación y la indignidad para suceder:

  1. Haber sido condenado por sentencia firme por atentar contra la vida del causante. También haber sido condenado a pena grave por lesiones o violencia en el ámbito familiar del causante, su cónyuge o análogo o cualquiera de sus ascendientes o descendientes.
  2. Haber sido condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es cualquiera de las personas antes señaladas.
  3. Lo mismo se aplica ante delitos contra los derechos y deberes familiares o tras la pérdida de la patria potestad, ejercicio de tutela o acogimiento.
  4. Haber sido condenado por denuncia falsa tras acusar al causante de un delito cuya pena sea grave.
  5. O haber obligado al causante a hacer testamento, a cambiarlo, a revocarlo o impedido tales acciones con amenaza, fraude o violencia.

Cómo encontrar a un abogado de sucesiones

En definitiva, para desheredar a un familiar necesitarás acreditar que concurre alguna de estas causas y dejarlo escrito en tu testamento. Tanto si necesitas excluir a alguien de tu herencia como si te han desheredado injustamente, lo mejor es que localices a un abogado de herencias cerca de ti.

Rellena nuestro formulario y podremos ponerte en contacto con el profesional indicado. Recibirás dos presupuestos rápida y gratuitamente y podrás elegir sin compromiso al mejor abogado para gestionar la desheredación.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.