Mediante la declaración de herederos podemos determinar qué personas tienen derecho a recibir una herencia. Este trámite se realiza en los casos en que el fallecido no ha dejado testamento (herencias abintestato). Gracias a él podremos saber quiénes son los llamados a heredar, para que puedan aceptar o repudiar la herencia.

Como hemos recibido muchas consultas en torno a la declaración de herederos, hemos decidido escribir este artículo donde explicamos el trámite. Sin embargo, queremos recordarte que el Derecho de Sucesiones presenta ciertas particularidades en algunas Comunidades Autónomas.

Por tanto, si tienes alguna duda concreta lo mejor que puedes hacer es contactar con un abogado de herencias que trabaje en tu comunidad. Si rellenas nuestro formulario podremos ponerte en contacto con estos profesionales de forma absolutamente gratuita y sin compromiso.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

¿Qué es la declaración de herederos?

Conocemos como declaración de herederos el trámite de la herencia durante el cual se determina quién tiene derecho a heredar. Se trata de una gestión que se realiza ante el Notario (generalmente el del último domicilio del causante).

Aunque no es necesario realizar este trámite con asistencia letrada, lo cierto es que resulta más que recomendable que contrates a un abogado especializado en herencias. Estos profesionales se encargarán de defender tus intereses y evitar conflictos familiares. Además, en la mayoría de las ocasiones se encargarán de realizar personalmente gran parte del papeleo.

También cabe la posibilidad de que el causante haya dejado testamento pero algún interesado logre impugnarlo, dejándolo sin efectos. Al quedar sin efectos el documento de últimas voluntades, será necesario acudir a las reglas de la sucesión intestada para saber a quién le corresponde el patrimonio yacente.

Por último, podría ocurrir que el causante haya fallecido dejando testamento, pero que en este solo nombre legatarios y no herederos. En estos casos también se deberá tramitar la declaración de herederos.

¿Quién puede acudir a la declaración de herederos?

Como decimos, al no haber un testamento que determine quién debe heredar resultan de aplicación las normas de la sucesión ab intestato. Aunque estas pueden diferir en algunas Comunidades Autónomas, en general tienen derecho a heredar:

  • Hijos y descendientes del fallecido. Recordemos que se trata de herederos forzosos o legitimarios, que tendrán derecho a recibir dos tercios de la herencia salvo que hayan sido desheredados. Pero como en este caso no existe testamento (salvo que solo haya sido impugnado parcialmente), podrán quedarse con la totalidad de la herencia.
  • A falta de ellos, padres y ascendientes del fallecido. Estamos ante la misma situación: en general tienen la condición de legitimarios, pero en este caso se podrán quedar la totalidad de la herencia.
  • En su defecto, el cónyuge viudo. Es importante destacar que, en general, las parejas de hecho no tienen derecho a heredar si no aparecen en el testamento.
  • Cuando no concurran estos familiares podrán heredar los hermanos, sobrinos o tíos.
  • Y en última instancia heredará el Estado.

¿Cómo se realiza el trámite?

Ya hemos anticipado que la declaración de herederos se realiza en sede notarial. El Notario necesitará que le aportes:

  • El certificado de defunción. Lo más normal es que ya te lo hayan proporcionado, pero en caso contrario podrás solicitarlo en el Registro Civil o el Ministerio de Justicia.
  • El certificado de actos de última voluntad. Gracias a este certificado podrás localizar el último testamento otorgado por el causante o, en este caso, justificar que no existe tal testamento.
  • El DNI o certificado de empadronamiento y el libro de familia del fallecido. Gracias a estos documentos podrás acreditar tanto la identidad del fallecido como el parentesco familiar de quienes acudan a la declaración de herederos.

Recuerda que al acto deberán acudir dos testigos que conozcan al causante pero no tengan intereses en la herencia. Además, el acto será de carácter público, pudiendo ejercitar su derecho de oposición cualquier interesado.

¿Por qué es interesante contar con un abogado de herencias en estos casos?

La declaración de herederos puede ser un trámite complejo. Ten en cuenta que no existe un testamento válido o completo en el cual consten las últimas voluntades del causante. Por tanto, lo más frecuente es que aparezcan conflictos de intereses.

También debes recordar que el mero hecho de tener derecho a heredar no supone que la persona pueda recibir la herencia. Habría que analizar su capacidad sucesoria, en la que entran en juego cuestiones como la indignidad para suceder.

Además, la declaración de herederos no es el último paso del proceso sucesorio. Todavía deberá realizarse la aceptación, que puede presentar sus propias complejidades. Y es que la aceptación de la herencia no solo conlleva la adquisición de los bienes del causante, sino también de sus obligaciones.

En definitiva, las herencias son procesos largos y no exentos de dificultades. Especialmente en los casos en que debe procederse a la declaración de herederos por no existir testamento o ser este inválido o incompleto.

Así que si te encuentras en esta situación te recomendamos que rellenes el formulario que te ofrecemos a continuación. Colaboramos con miles de abogados de familia en toda España, así que podremos ponerte en contacto con un abogado de sucesiones que trabaje cerca de ti. Recibirás dos presupuestos de forma completamente gratuita y sin compromiso y podrás elegir al mejor profesional.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.