¿Sabes cuánto cuesta tramitar una herencia en 2020? Es común que los usuarios de nuestra web nos pregunten acerca del coste de diferentes servicios jurídicos. Y el campo de sucesiones es uno de los más frecuentes.

Por eso vamos a dar unas líneas para que puedas hacerte una idea de cuánto puede costarte realizar este trámite a lo largo de este año. Sin embargo, antes debemos advertirte que, como ocurre en cualquier campo jurídico, el precio de una herencia depende enormemente de sus circunstancias.

Por ejemplo, no es lo mismo tramitar una herencia donde no se ha dejado testamento que una en la que el causante fue previsor. También influye enormemente si existe alguien con interés en impugnar el testamento o no. Y, por supuesto, uno de los factores más relevantes a la hora de calcular este trámite es el volumen de la propia herencia.

En definitiva, existen muchos factores que deben tenerse en cuenta a la hora de calcular el precio de esta gestión. Pero en este artículo desgranaremos los elementos principales y te daremos algún consejo para encontrar a un abogado que te ayude al menor coste posible.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

Gastos asociados a la herencia en 2020

Lo primero que debemos analizar son los gastos asociados a una herencia. Al contrario de lo que ocurre en otros campos jurídicos, a la hora de valorar una sucesión no solo debemos tener en cuenta los honorarios del abogado y el procurador.

En estos casos es importante tener en cuenta la carga fiscal, así como gastos asociados como los del notario o los registradores. Incluso habrá que considerar otros costes como los de tasación o liquidación de bienes.

Abogado y procurador

Los costes asociados al abogado en la herencia pueden parecer elevados, pero suelen compensarse con creces. Cada abogado puede fijar sus honorarios con completa libertad, lo que supone una amplia horquilla de precios.

Sin embargo, lo más frecuente es que un jurista establezca dos clases de tarifas:

  • Tarifas a precio fijo. Suelen utilizarse para trámites concretos. Por ejemplo, la impugnación de un testamento suele costar en torno a 1.500 €, mientras que realizar las gestiones básicas puede costar entre 1.000 y 1.500 €.
  • Tarifas a porcentaje. Habitualmente se utilizan para flexibilizar el precio de trámites que no se sabe cuánto van a durar. Suelen oscilar entre el 10 y el 20 % de la cantidad reclamada, obtenida o ahorrada.
    En el caso de que no haya que llegar a juicio, es posible encontrar a abogados que realicen los trámites de la herencia por un 2 – 5 % del importe de la misma.
    Muchas veces se utiliza esta forma de tarificación para calcular los honorarios a comisión. En estos casos el abogado no suele cobrar hasta que se resuelve el asunto favorablemente. Suele ser una forma más cara de fijar los honorarios, pero el interesado no tendrá que pagar si no tiene éxito en sus reclamaciones.

También puede ocurrir que el abogado combine ambas modalidades de pago. Así, es relativamente común que cobren un precio cerrado por tramitar la herencia y un porcentaje sobre resultados si hay que ir a juicio.

Respecto al procurador, su intervención solo será necesaria en sede judicial. De modo que en general no hará falta contratarlo. En caso de necesitar sus servicios, el coste dependerá de la cuantía del asunto. Por ejemplo, en herencias de menos de 200.000 € debería cobrar menos de 1.000 €.

Impuestos

A la hora de calcular los impuestos aplicables a la sucesión habrá que tener en cuenta:

  • La composición de los activos. Generalmente, los bienes más caros de heredar son los inmuebles.
  • El territorio donde se produce la sucesión. Recordemos que el impuesto de sucesiones, que es el principal en la herencia, depende de la regulación de cada Comunidad Autónoma.
  • La relación con el causante. Esta suele determinar la aplicación de importantes beneficios y exenciones.
  • Y el valor de los activos. Evidentemente, cuanto más valiosa sea la herencia más impuestos devengará.

Los principales impuestos que deberás calcular para conocer el coste de tu herencia en 2020 son el de sucesiones y la plusvalía municipal. Sin embargo, debes saber:

  • Que no tendrás que pagar la plusvalía si el terreno heredado no ha incrementado su valor. Te recomendamos que consultes esta cuestión con tu abogado, porque es una de las reclamaciones más frecuentes en el caso de las herencias.
  • Que la asesoría de un abogado con conocimientos de derecho tributario puede conducirte a cierto ahorro fiscal. Así que es probable que compenses el coste de contratación de tu abogado en esta partida.

Notario y registrador

El notario y el registrador son profesionales públicos que dan fe de determinados actos. En el caso de las herencias, el notario te ayudará a localizar el último testamento del causante. Además, protagonizará algunos de los trámites más relevantes de la sucesión.

El registrador solo deberá intervenir en aquellos casos en que se deban transmitir bienes inscritos en registros públicos. Por ejemplo, esto ocurrirá cuando heredes algún inmueble.

Como no podía ser de otro modo, los honorarios de estos profesionales dependerán del número de gestiones que deban tramitar y del coste de las mismas. Así que no se puede calcular esta partida sin conocer previamente tu caso concreto.

Otros gastos

En ocasiones los costes de la herencia incluyen los honorarios de otros profesionales. Por ejemplo: tasadores, liquidadores, mediadores, gestores…

Cada uno de estos profesionales supondrá un coste particular, aunque no es imprescindible la intervención de ninguno de ellos. En general, bastará con que contrates a un buen abogado que tenga experiencia en la materia para que se encargue de estas funciones.

Conclusión: cuánto cuesta tramitar una herencia en 2020

En resumen, para saber cuánto cuesta tramitar una herencia en 2020 habrá que conocer todos los detalles que entran en juego. Generalmente:

  • Las herencias más modestas presentan unos costes de gestión de entre 3.000 y 5.000 €.
  • Estos costes ascienden, de media, a unos 8.000 – 15.000 €.
  • Pero en el caso de las grandes fortunas pueden dispararse prácticamente sin límite.

De modo que si quieres contar con una cifra concreta, nuestra recomendación es que rellenes el formulario que ponemos a tu disposición. Dos de nuestros colaboradores analizarán tu situación y te ofrecerán un presupuesto gratuito y sin compromiso.

¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.