¿Quieres saber cuánto cuesta la extinción del proindiviso? Esta puede ser la única vía para salir de una comunidad de bienes, cuyas consecuencias jurídicas suelen ser poco deseadas por los cotitulares.

A continuación te explicaremos qué es un proindiviso, por qué es una situación poco favorable para los copropietarios y cuánto de costará deshacerlo.

    ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

    ¿Qué es un proindiviso, copropiedad o comunidad de bienes?

    El proindiviso es una situación jurídica caracterizada por que un mismo bien o derecho, por naturaleza indivisible, está bajo la propiedad de varias personas. Por ejemplo, ocurre cuando una pareja compra una casa o un coche, o cuando varios hermanos reciben una herencia.

    Precisamente por ello, al proindiviso también se le conoce como:

    • Comunidad de bienes.
    • Copropiedad.
    • Cotitularidad.

    Básicamente, sus rasgos son:

    • Recae sobre un bien indivisible, ya que de ser divisible se repartiría entre los cotitulares. Por ejemplo, cuando en una herencia se recibe una gran finca rústica, los herederos pueden dividirla en parcelas y repartirla a partes iguales. Sin embargo, si lo que han recibido es un velero ostentarán una cuota de titularidad sobre el mismo, ya que no se puede dividir.
    • Y vincula este bien a la propiedad de varias personas, que por tanto:
      • Difícilmente podrán utilizar la copropiedad de forma simultánea.
      • Además, deberán contar con los demás copropietarios a la hora de gestionarla y administrarla.

    Precisamente, esta gestión en común introduce ciertos límites a la capacidad de administración y disposición de los cotitulares. Por eso nuestro ordenamiento jurídico es poco favorable a la situación de indivisión, permitiendo la extinción del proindiviso en cualquier momento.

    ¿Cuáles son los límites que impone la cotitularidad?

    Los copropietarios pueden beneficiarse privativamente del bien común. Pero para ello es necesario que no perjudiquen al resto de cotitulares.

    Además, tendrán que gestionar y administrar el procomún de acuerdo con los intereses de la comunidad. Lo que implica que se necesitará pactar todas aquellas operaciones que recaigan sobre el proindiviso. Por ejemplo:

    • No se puede reformar una vivienda común sin el consentimiento de los comuneros, ni siquiera cuando la reforma aproveche a todos.
    • Tampoco se puede alquilar o vender la propiedad común si el resto de la comunidad no está de acuerdo.
    • Además, todos los cotitulares deberán participar en las cargas de mantenimiento, aunque también repartirán sus beneficios.

    Así, las operaciones de administración del proindiviso requieren el acuerdo de la mayoría de los comuneros. Respecto a su alteración o disposición, será necesario el apoyo unánime.

    ¿Cómo se disuelve la comunidad de bienes?

    El artículo 400 del Código Civil determina que nadie puede ser obligado a permanecer en una situación de copropiedad salvo pacto en contrario. Incluso este pacto tiene un límite temporal de 10 años. De este modo se trata de favorecer la disolución del proindiviso.

    A la hora de disolver la comunidad de bienes bastaría con vender el bien o derecho y repartir el precio obtenido entre los cotitulares, en proporción a su cuota de propiedad. Sin embargo, en la generalidad de los casos los comuneros no llegan a un acuerdo.

    Como ya hemos indicado, la disposición del procomún requiere el voto unánime de la comunidad de propietarios. Por tanto, ¿cómo se extingue el proindiviso si no es posible llegar a un acuerdo?

    En estos casos se puede promover el proceso judicial de división de la cosa común. La acción de división permite solicitar al Juez que saque la copropiedad a subasta pública. Tras adjudicar el bien, su precio se repartirá entre los copropietarios conforme a su cuota de participación.

    El problema es que las subastas públicas suelen devaluar el bien o derecho, de modo que suele ser recomendable tratar de llegar a un acuerdo previo. En este sentido pueden resultar de utilidad los procedimientos de conciliación, mediación o arbitraje.

    ¿Cuánto cuesta extinguir el proindiviso?

    Es difícil saber cuánto cuesta extinguir el proindiviso sin conocer:

    • El valor del bien controvertido.
    • Cuántos comuneros forman parte de la comunidad de propietarios.
    • La conflictividad de la operación.

    Sin embargo, muchos abogados ubican su presupuesto entre los 1.000 y 1.500 euros. Si el abogado consigue facilitar el acuerdo, los propietarios todavía tendrán que hacer frente al IAJD y a los gastos notariales y registrales.

    En caso de no llegar a un acuerdo tendréis que acudir al proceso de división de la cosa común. Aquí habrá que añadir los gastos del procurador, y las empresas también tendrán que pagar tasas judiciales.

    En definitiva, es difícil determinar cuánto cuesta extinguir el proindiviso sin conocer la situación particular y la vía de disolución (consensual, notarial o judicial). Por eso, si quieres obtener una respuesta concreta y aplicable a tu caso, deberías pedir un presupuesto.

    A través de nuestro formulario puedes obtener dos presupuestos gratuitos y sin compromiso. Nuestros colaboradores especializados podrán explicarte cuánto cuesta extinguir el proindiviso en tu caso, ayudándote en todas las operaciones de disolución y reparto.

      ¡Encuentra ya a tu abogado especialista!

      He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad.

      Contacto

        ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

        Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

        He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).