El concurso express es una forma de tramitar el concurso de acreedores especialmente rápida, económica y segura. Pero, ¿cuánto cuesta un concurso de acreedores express? ¿cuánto tiempo tardará en estar tramitado?

El desconocimiento en torno a la duración y el precio del concurso express conlleva que muchos deudores se acojan a la fórmula tradicional. Así que hemos considerado importante dar difusión a estas cuestiones para que el público general conozca mejor esta forma privilegiada de tramitar el concurso.

¡Te ayudamos a encontrar abogado!

Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

Qué es el concurso de acreedores express

Hace unos días dedicamos un artículo a explicar esta forma de tramitar el concurso. Os remitimos a él para ampliar información, pese a que incluyamos un resumen esquemático a continuación:

  • El concurso express se caracteriza por resolver el proceso en el mismo auto de declaración.
  • Esto supone una mayor velocidad en su tramitación, lo que revierte en un importante ahorro temporal y económico.
  • Al reducir los trámites del concurso, el deudor podrá librarse de su responsabilidad concursal. Y es que en esta modalidad no es necesario realizar la fase de calificación.
  • Pero para poder iniciarlo será necesario que el deudor carezca de liquidez o la posibilidad de conseguira.

En definitiva, esta modalidad concursal se reserva a los casos en que se deba liquidar el patrimonio del deudor resultando, en palabras de la Ley Concursal, que:

[…] el juez aprecie de manera evidente que el patrimonio del concursado no será presumiblemente suficiente para la satisfacción de los previsibles créditos contra la masa del procedimiento […]”.

Es decir, se trata de concursos donde el quebrado ni siquiera va a poder afrontar los gastos del proceso.

Cuánto cuesta el concurso de acreedores express

Si partimos de la insuficiencia patrimonial, resultará evidente que el precio del concurso express no puede ser muy elevado. Tengamos en cuenta que en un proceso ordinario concurrirán, al menos, los honorarios de abogado, procurador y administración concursal.

A estos gastos básicos habrá que sumar los derivados de anuncios y edictos, registrales y notariales. Y como gastos indirectos se incluirán los laborales, los comerciales y la pérdida de oportunidad.

En muchas ocasiones, la suma de todos estos conceptos puede desmotivar al insolvente. Pero si se puede acoger a la modalidad rápida podrá reducir sustancialmente los costes del proceso.

De hecho, muchos abogados especializados en derecho concursal ofrecen presupuestos que oscilan entre los 1.500 y los 3.000 €. Por supuesto, estas tarifas pueden depender de la complejidad del asunto y de su libertad para fijar los honorarios.

Sin embargo, esa horquilla es bastante realista a la hora de determinar cuánto cuesta el concurso de acreedores express. Pero, ¿cómo pueden los abogados ofrecer estas tarifas cuando la tramitación de un concurso ordinario no suele bajar de los 6000 – 8000 €?

Actualmente existen servicios como los de Debify, startup especializada en la Ley de Segunda Oportunidad y el Concurso de Acreedores Express, que ofrecen tarifas desde 999 €.

Consulta sus servicios de Concurso de Acreedores Express

Cuánto tarda en tramitarse el concurso de acreedores express

El principal factor que influye en el precio del concurso de acreedores express es el temporal. Tengamos en cuenta que un concurso ordinario suele tardar 12 o 13 meses en completarse.

Este tiempo variará en cada Comunidad Autónoma, ya que depende en buena medida de la carga de trabajo del juzgado. Pero nadie te evitará un año de papeleos a la hora de acogerte al concurso.

En su modalidad abreviada, los concursos de acreedores pueden tardar entre 8 y 10 meses en finalizarse. Y en ambos casos estamos hablando de la fase común (previa al convenio o liquidación).

Sin embargo, el concurso express tarda tan solo 2 o 3 meses en resolverse. Evidentemente, al reducir el tiempo de tramitación hasta en un 83 %, el precio del concurso express es mucho más llevadero que el del proceso ordinario.

Las claves del proceso express

Como decimos, esta modalidad está reservada a situaciones relativamente críticas. Por ejemplo, se emplea cuando la sociedad carece de activos a corto plazo liquidables y tiene una tesorería limitada.

Ante la certidumbre de que el proceso supondrá unos gastos que no compensarán la liquidación, el juez puede extinguir la sociedad en el mismo auto en que declare la apertura del concurso.

De este modo se resuelve todo el proceso de un aldabonazo, ahorrando fases costosas como la de calificación y honorarios adicionales como los de la administración concursal.

Además, el insolvente no solo se enfrenta a un concurso más económico, sino que evita la declaración de culpabilidad del concurso. Tal eventualidad podría suponer:

  • Responsabilidad de las deudas concursales e incluso por indemnizaciones de daños y perjuicios.
  • Pérdida de derechos crediticios en el proceso de liquidación.
  • Penas de inhabilitación.

En definitiva, el coste del concurso express no solo es reducido (1.500 – 3.000 €), sino que compensa con creces la agilidad de su tramitación (tan solo 2 – 3 meses) y la seguridad que aporta al concursado.

Si te encuentras en situación de insolvencia y quieres saber cuánto cuesta un concurso de acreedores express en tu caso, te recomendamos rellenar nuestro formulario. Te pondremos en contacto con dos especialistas en Derecho Concursal, que te ofrecerán sus presupuestos de forma gratuita y sin compromiso.

¡Te ayudamos a encontrar abogado!

Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso