Abrir una cuenta bancaria en España a través de un representante es relativamente sencillo. Esta operación puede ser interesante para inversores, empresas o personas que quieran desplazarse a nuestro territorio durante un largo período de tiempo.

Afortunadamente, este tipo de trámites se pueden realizar a distancia. De modo que la empresa o ciudadano extranjero puede dejar la operativa en manos de su asesor legal, que además le brindará el consejo que necesite.

Si este es tu caso, no dudes en contactar con nosotros. Te pondremos en contacto gratuitamente con dos abogados especializados en Derecho Internacional Privado, que no solo podrán realizar los trámites para abrir una cuenta bancaria en España por ti, sino que podrán darte el consejo que necesitas.

¿Cómo abrir una cuenta bancaria en España?

Lo primero que necesita un operador nacional para abrir una cuenta a nombre de un cliente extranjero es su autorización. La entidad financiera solicitará un documento que acredite que está actuando en nombre del representado.

Para ello se utilizan los poderes. Un poder no es más que un documento que autoriza a una persona, despacho o entidad a actuar en nombre de otra. Los poderes deben indicar el momento en que empiezan a producir efectos, así como el momento de finalización de los mismos.

También deberán indicar con mayor o menor detalle las operaciones que autorizan a realizar en nombre ajeno. Por ejemplo, se puede otorgar un poder que tan solo habilite para abrir una cuenta bancaria en España. Pero también se podría entregar uno que permita constituir una sociedad a nombre del cliente o realizar operaciones de inversión o de gestión inmobiliaria, entre otras.

De hecho los poderes pueden ser generales, pero la mejor práctica es limitar las operaciones autorizadas a aquellas que realmente se vayan a necesitar.

¿Cómo se otorga el poder?

La forma más fácil de apoderar a un representante para abrir una cuenta bancaria en España es hacerlo ante un Notario español. Sin embargo, lo más habitual es que el poderdante no se encuentre en territorio nacional.

En estos casos no hay ningún impedimento para recurrir al fedatario público del país de origen. Es decir, son perfectamente válidos los poderes otorgados ante Notarios extranjeros.

Para que estos poderes desplieguen efectos será necesario traducirlos y apostillarlos. La apostilla es un sello que facilita el reconocimiento de actos y resoluciones extranjeras entre los Estados firmantes de la Convención de la Haya.

Este trámite no debe abrumarnos, porque es relativamente sencillo, rápido y económico. Además, es probable que nuestro representante pueda encargarse de gestionarlo.

¿Por qué abrir una cuenta bancaria en España?

Existen muchas razones para abrir una cuenta bancaria en nuestro país. Sin embargo, los casos más recurrentes son los de las empresas que quieren abrir delegaciones, filiales o sucursales en territorio español. También es común que recurran a estos instrumentos los inversores y emprendedores extranjeros, especialmente si necesitan un permiso de residencia.

Caso de las empresas: garantías, inversión, financiación y capital social

Disponer de una cuenta bancaria en España ofrece muchas ventajas a las empresas que operan en nuestro territorio. Permiten el acceso a productos de inversión, garantía y financiación, y facilitan la disposición del capital.

Además, algunas formas jurídicas requerirán que la empresa disponga de una de estas cuentas. Por ejemplo, se trata de un requisito de constitución de empresas en España, toda vez que el capital social debe estar depositado en una cuenta nacional durante el proceso de constitución.

En cualquier caso, cuando el objetivo sea importar una empresa o proyecto empresarial, lo más recomendable será contar con la asesoría de un especialista en Derecho Societario en España. De este modo la empresa podrá preparar su internacionalización, eligiendo adecuadamente la forma jurídica de sus establecimientos, conociendo el régimen fiscal y laboral aplicable…

Caso de los particulares: facilidad de disposición y especial mención a la Golden Visa

Los particulares también se pueden beneficiar de tener una cuenta bancaria en España. El caso más evidente es la facilidad de disposición y la evitación de comisiones. Esto puede resultar útil cuando se va a permanecer en el territorio nacional. Por ejemplo, en traslados laborales, viajes de estudios o retiros turísticos.

Pero el caso en que más útil resulta disponer de una cuenta en España es cuando se necesita solicitar un permiso de residencia y se dispone de capital para invertir. Y es que la Golden Visa o visado de inversores facilita los trámites de obtención de un permiso de residencia si se cumplen ciertos requisitos económicos.

Estos pueden implicar la inversión en deuda pública o empresas españolas, en entidades financieras nacionales o la importación de proyectos empresariales de interés general.

Sea como fuere, la asistencia de un abogado español puede ser clave para planificar la entrada y permanencia en el país. También puede ayudar a realizar las gestiones más básicas, como la apertura de la cuenta bancaria, trámites fiscales y con la Seguridad Social, la obtención de documentación…

¿Necesitas abrir una cuenta bancaria en España?

Si necesitas abrir una cuenta bancaria en España no tienes más que rellenar nuestro formulario. Te pondremos en contacto con dos de nuestros especialistas de inmediato, para que te ofrezcan gratuitamente sus presupuestos.

Podrás elegir sin ningún compromiso al asesor que prefieras, y en caso de necesitar realizar alguna consulta adicional podrás plantearla sin ningún problema. Solo colaboramos con especialistas experimentados en los campos jurídicos que necesitas.

Contacto

    ¡Te ayudamos a encontrar abogado!

    Rellena el formulario y recibirás dos presupuestos gratuitos y sin compromiso

    He leído y acepto las condiciones de uso y política de privacidad (requerido).